casa decor 2011 y 2012

Casa Decor 2011 y 2012 es uno de los eventos del mundo del interiorismo y la decoración más conocidos a nivel nacional y mundial.

En las ediciones de Barcelona de 2011 y 2012 tuve la oportunidad de colaborar dentro de su staff y por eso, desde la organización, nos ofrecieron a Miriam Almanzar y a mí participar en dos pequeños espacios que habían quedado sin contratar. En Casa Decor las grandes marcas buscan reformar los espacios para darle mayor armonía, luminosidad y su respectiva reforma.

Nos enfrentamos al desafío de ser una propuesta distinta al resto, sin temor a quedar descontextualizados en el evento. Propusimos la experiencia de sanitarios remodelados con toques divertidos que rompan con lo común de los diseños para espacios interiores.

Nuestra propuesta, absolutamente low cost, se alejaba de los convencionalismos, por lo que tenía como objetivo crear espacios diferentes que dieran que hablar. Así, optamos por rediseños carismáticos y alejados de lo simple.

FECHA
  • 2011 y 2012
LUGAR
  • Barcelona
CLIENTE
  • Casa Decor
CATEGORÍA
  • Comercial

En la edición de 2011 reformulamos uno de los espacios interiores, como este baño en un espacio negro, que fue llenado de calaveras de @bussoga. El sanitario fue ideado por @teka, quien pensó en un propuesta simple pero concordante con las imágenes dentro del espacio.

En la edición de 2012 con la colaboración de @construccionsroquecarranza creamos los baños públicos en un espacio divertido, con nuestras propias fotos encima de los urinarios para dar la sensación de ser vistos en un momento de intimidad mientras los usuarios los utilizan. Este rediseño buscaba expandir una energía distinta a lo presentado en el resto de la exposición de Barcelona.

Ambas intervenciones fueron muy divertidas, aprovechando al máximo todas las colaboraciones de empresas con las que trabajamos habitualmente, amigos, familiares y nuestras propias manos pintando y creando espacios efímeros que dieran que hablar.

Porque no siempre el trabajo es aburrido o monótono! ¡Hay que divertirse!